[CABA, Argentina, 1986]

 

Escritora y poeta. Es autora de Maldad, cantidad necesaria (2013), Doliente (2016 / 2019), Otro caso de inseguridad (2018) y La Trahison (La Traición) próximo a publicarse en la colección Argentina-Francia de Edit. RAZ editions, en Francia. Organizó la Caravana poética “Por favor, lea poesía” en el Museo de Arte Moderno de Buenos  Aires y mesas de debate como “Literatura Queer y Canon” (2018) en la Feria del libro de Buenos Aires.

Poemas

por si talan mi árbol

dejo que me amen por las dudas

y me pican las arañas.

¿Cómo puedo ser leona si me asustan las moscas?

hormigas me buscan

como al desecho de algo

me llevan de a hojitas

en su lomo hasta convertirme,

de la basura siempre sale algo vivo.

(A este texto le falta algo

pero no puedo

deducir qué.

Conmigo me pasa lo mismo).

 

Del libro Doliente. Edit. Cospel Ediciones. 2016.

porque se le fueron las marcas

y no había testigos

su amiga no se animó a denunciar

por vergüenza

a la vecina no le dio pudor ni miedo

avisó a sus padres y no le creyeron

una le avisó a su mamá sobre su papá

otra le contó a alguien sobre su padrastro

sobre su tío

sobre su abuelo

algunos se callaron y la historia se repitió

hasta dejar roto el último

rastro de niñez,

la historia sigue

a ella le pegó el novio y lo abrazó

a su amiga la sacudieron y no supo qué hacer

a una del grupo le dijeron cómo vestirse

qué ser de qué hablar

le criticaron una foto y la bajó

le gritaron loca y se lo creyó

a la amiga de la amiga también

a la vecina y a una compañera de trabajo

a la prima

a una desconocida que caminaba en la calle

y a la cuñada de alguien que consiguió trabajo y se mudó

y cuando le pasó a una mujer que no tuvo dónde ir

se quedó

a otras chicas las mataron

y a sus hermanas

y a las que miraban por la tele

a unas las chuparon

a otras las cortaron

a varias más embarazaron

las dejaron

murieron

no tomaron la denuncia

y cuando los encerraron

los dejaron ir

—no podemos hacer nada señora

—no podemos hacer nada piba

para evitar tu muerte

prometemos mostrarlas en televisión

si pasa algo grave,

indignarnos cuando llegue el momento.

 

Del libro Otro caso de inseguridad. Edit. Santos Locos. 2018.

Valoro la voluntad

el desprecio

con los que algunos 

me trajeron

mi mejor versión.

 

Convivir con la oscuridad 

fue un trabajo esclavo.

La sombra tiene su misión,

el dolor su propia agenda.

 

Me encontré con el extracto

de identidad que se escondía

bajo esas capas de tristeza

que tejían mi deseo.

 

¿Te acordás que te dejabas definir

hasta por las babosas

y si el escorpión

no te pinchaba con su veneno

te ofendías?

 

Yo lideraba la rabia

perder era la costumbre

que me permitía

hablar de algo con certeza

y sin imaginar que también podía tenerlo,

me dejaba llevar por la fascinación

del cariño que los demás eran capaces de vivir.

 

Aunque estoy harta de tomar decisiones

las riendas de mi vida se volvieron suaves,

el amor es un tesoro posible.  

 

(Inédito)

Taller