El FIP. Festival Internacional de Poesía de Buenos Aires, se define por promover la difusión de la lectura y escritura de poesía, la interculturalidad, el encuentro, la inclusión y difundir las nuevas tendencias que el género va adquiriendo, como las nuevas tecnologías, entre otros.

La formación es un eje importante y por eso se creó la Escuela Internacional de Poesía.

El FIP Festival Internacional de Poesía de Buenos Aires, es un evento anual que reúne a poetas de distintos continentes y de las provincias de nuestra Argentina, que se ha convertido en el más grande de nuestro país y cuenta con reconocimiento internacional.

En sus orígenes fue una propuesta que la Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina –SEA– le hizo a la Comisión de Cultura de la Fundación El Libro, que organiza la Feria del Libro, cuya representante por parte de la SEA era Graciela Aráoz. Considerando que después de haber transitado 32° ferias del libro, la poesía no tenía el espacio que se merecía el género, se planteó la propuesta que fue aceptada.

Durante diez años el Festival se realizó en ese espacio. A partir de la cuarta edición empezamos a salir aún más a la calle que en sus primeras ediciones, en las que sólo íbamos a cárceles y hospitales.

Esto fue posible porque el Ministerio de Cultura de la Ciudad, se interesó por apoyar la poesía. Desde entonces empezamos a difundir la poesía por la ciudad.

Pasaron cuatro presidencias y dos directoras ejecutivas de la Fundación El Libro sin que se modificara la comisión organizadora.

Por otra parte el FIP había crecido de una manera sorprendente y ya se necesitaba tener un lugar en el que se pudieran respetar tanto los horarios como el silencio necesario a la hora de leer en público.

El nuevo Consejo de la Fundación y el Festival acordaron que hubiera un cambio, y a pesar de que se nos ofreció tanto proponer como presidir un triunvirato, nuestra posición fue que era mejor que la persona que se hiciera cargo se sintiera libre sin la comisión organizadora y le diera su impronta.

Hace doce años que este FIP. Festival Internacional de Poesía de Buenos Aires continúa sus ediciones de manera ininterrumpida con los mismos propósitos que tuvo en sus orígenes.

Por sus doce ediciones han pasado aproximadamente 400 poetas que están publicados tanto en el sitio web del FIP como en la página de Facebook. Algunos de estos poetas han marcado la lírica de las últimas décadas en todo el planeta. Ganadores del Premio Cervantes como Antonio Gamoneda, (España); Carlos Germán Belli (Perú), Kasuko Shiraishi (japonesa integrante de la generación beat y amiga de Allen Ginsberg con quien grabó un C.D., fue quien inauguró la primera edición), Antonio Palomares (Venezuela), Juan Calzadilla (Venezuela), Juan Manuel Roca (Colombia), Zakarías Mohamed (Palestina), Roberto Fernández Retamar, (Cuba) y un largo etcétera que se puede consultar en la red.

Este festival, que tiene varias sedes y acostumbra tener acciones en la vía pública, es un espacio que se consolida cada día con más firmeza.

Trabajos con las nuevas formas de decir la poesía y con los nuevos formatos, digitales, canciones de distintos géneros y otras disciplinas del arte que fusionamos.

Contamos con la tercera Escuela Internacional de Poesía, ya que somos fundadores del World Poetry Movement / Movimiento Poético Mundial en el que se tiende a crear escuelas para captar nuevos lectoras/es y proporcionar talleres no formales con el propósito de que se refleje que leer poesía es apasionante y que ayude a indagar la experiencia poética desde diferentes ópticas para intentar responder algunas preguntas engañosamente simples: ¿qué es la poesía?, ¿qué hacer con un libro de poemas?, ¿de dónde surge un poema?, ¿para qué sirve la poesía?, ¿qué nos hace el poema?

Leer poesía es aprender a ir des-cubriéndose a sí mismo.

Trabajamos en escuelas de sectores vulnerables y llevamos la poesía a lugares no habituales, como mercados y acciones en subtes o la vía pública. También hemos tenido la experiencia de Centros Culturales, museos y Bares Notables, donde músicos de distintos ritmos esperaban a los poetas y se formaba un clima único de música, poesía y algún brebaje espirituoso.

Desde el 2016 el FIP se realiza en el CCK, ubicado en el edificio que fuera tradicional sede del Correo Central de Buenos Aires. Este centro cultural es el más grande en tamaño de América Latina y el tercero a nivel mundial.

También el FIP sigue itinerando y llevando la poesía a nuevos lugares, integrando las artes, la palabra, el autor y el lector y siempre enlazando la poesía en distintas tramas para que siga viva como hasta ahora.

Este Festival recibe el apoyo del Sistema Federal de Medios y Comunicación de la Presidencia Argentina, del CCK, de las Embajadas de distintos países, del trabajo que todo el año se hace para aplicar becas o subvenciones con determinados países y también puede, según las ediciones, recibir aportes privados.